simónMe

Siempre nos quedara el Congo.

Con mi fiel escudero, lazarillo, aprendiz de cocinero, conejillo de indias y amante casual; Gonzalo Mena, estábamos ansiosos por conocer la capital de la indómita République Démocratique du Congo, “Kinshasa”, antes de Madagascar sería nuestra última estación al abandonar la puta África.

El Congo tiene 60 millones de habitantes, los que viven prácticamente en un entorno rural, pero rural rural si pos huevón. El 30% de los que viven en las áreas urbanas se han abierto más a la influencia occidental, está quedando la pura cagá en este país de mierda. Pero lo digo en buena onda. De verdad. Como para que reflexionen sobre el tema.

Hay un estimado de 242 lenguas habladas en el Congo, R.D. De todas ellas, sólo 4 poseen el estatus de lengua nacional: el kikongo, el lingala, el tshiluba y el swahili. Garabatientos los negros.

El lingala fue establecido como lengua oficial del ejército bajo la dictadura de Mobutu, pero, desde que el ejército se rebeló, también se usa el Swahili en el Oeste. Moros y milicos, un manjar para un tipo como yo.

Mobutu fué un gran hijo de puta, mató a diestra y siniestra tanto a monos (o moros) como a cristianos.

El francés es la lengua oficial del país. Como yo manejo alrededor de 20 lenguas pudimos comunicarnos con la gentecita sin mucho problema.

Al llegar a Kinshasa, a penas baje del avión besé tierra congueña, me sentía como un héroe, como el papá, como Pinochet cuando se levanto de la silla de ruedas, en fin, atrás mío Gonzalo no veía con buenos ojos esta visita. Además en nuestra última estación su encuentro fortuito y sexual con una chica de Guinea Ecuatorial, no le cayó muy bien, ya que la chica de guinea ecuatorial terminoó siendo un chico egipcio. Detalles.

¿A que veníamos a la République Démocratique du Congo?, ¿A buscar futbolistas marginales para que jueguen en Francia?, no, pero lo pensé en algún minuto, nuestro real motivo era conocer al animal más fascinante que existe en esta región del África, el “OKAPI” (extraño animal de las selvas), en Togo nos hablaron del brebaje mas exquisito hecho en estas salvajes y detestables tierras, todo hecho a base de la orina de este tan bello animal. El Okapi está muy emparentado con las jirafas y con ellas comparte muchas adaptaciones morfológicas, aunque su cuerpo sea en realidad más parecido al de un caballo. Debido a lo apartado de su hábitat es un animal muy poco conocido y los estudios sobre sus costumbres son muy escasos. Sabemos si, que su orina es tan fuerte como el amor de una madre, exquisita en textura y forma, eso sí, antes de beberla hay que someterse a un examen de sangre, porqué también existe la posibilidad de que el brebaje reaccione como veneno al beberlo por un humano. En dicho caso te transformas en minutos en todo lo que es un fiambre.

Así entonces tomamos la primera embarcación terrestre para el pueblo de “Banana”, llegamos, comimos, nos pisamos a unas negras de verdad, comimos un poco más, luego nos volvimos a pisar a las negras y salimos en busca del Okapi.

Y nos fue como el Pico.

El Okapi estaba en extinción y no se nos permitía cazar un par como llevábamos pensado.

Yo me trence a golpes con un oficial de la policía local, mientras Gonzalo trataba de dispararle a un par de especies autóctonas, el infeliz hirió de muerte a un anciano que vendía piedras en las cercanías. Como pude abrase al policía y lo destungue (destungar: es cuando le pegas en el cuello a alguien y logras mediante esto la muerte de la persona).

Acto seguido, salimos corriendo, y no sé porqué reíamos mientras el viento azotaba en nuestras caritas, reíamos como niños, íbamos felices de camino al aeropuerto. Habiamos matado a dos aborígenes, quizás era eso.

Se nos venía Madagascar, la última estación del viaje.

Subimos al avión, miramos por la ventanilla y el Congo ya era historia.

Prendimos el Mp4 y de fondo sonaba “Meteoro-Meteoro”.

por Güeñe.

kamión

La historia de hoy esta inspirada en un antiguo principe callejero, el mas grande principe callejero que ha tenido mi pueblo, “Kamión”.

la luz de la sorpresa

la luz de la sorpresa

Retraído, de carácter sensible, fisicamente superior, según sus primeros profesores un adelantado en sus tiempos, para sus compañeritas de curso un aventajado natural, para sus padres el caso especial para la construcción de una cama de dimensiones dantescas, para sus hermanos el protector que siempre anhelaron, para sus abuelitos el cabro grande que cagó ariba del refrigerador pal mundial de francia. Fueron tiempos malos aquellos, Kamión descubría que no poseía un ombligo como los demás y la consternación se apoderaba de todos sus sentidos, en reiteradas ocasiones caía al hospital con un desatornillador enterrado en su guatita. “Lo hacía para sentirme un humano como ustedes” declaró a varios diarios de la zona en aquel tiempo. Con el tiempo pudo acostumbrarse a sus formas y decidió irse de casa a los tiernos 19 años. Quería formar una nueva familia, 2 años de intermitente pololeo con la maraquita de turno, una antigua vecina que frecuentaba “kamión” y a la que dejaba completamente en bolas delante de sus padres como “gracia” según el, una de las veces que llegó al hospital con el atornillador en su guatita fué obra del padre de su pololita también. Pasaron casi 3 años para que nuestro querido kamión pudiese convertirse en uno de los mejores bailarines de break dance del pueblo, se hizo apodar C-Car, y la fama no tardo en llegar, armado de su radiocassetera, sus canciones que hablaban de la pobreza y de colo colo le hicieron muy popular, en la plaza de la ciudad, junto a los hermanos “Goncalvez” dejaban chicas las áceras del lugar. Mujeres por montones, pero como dijo una vez “yo no le hago asco a nada, hay que probar de todo para poder elegir” mientras acariciaba a su amigo “chuquicamata” con el cual se besaba frecuentemente después de bailar sus pasos de break. C-Car iba derecho al salón de la fama sancarlino, pero como todo ídolo local, las drogas duras, el alcohol barato y las mujeres (y hombres) enfermas (os) hicieron decaer a la promisoria figura del baile nacional. Cabe destacar unos de sus momentos cúlmines, tuvo lugar en la plaza de la ciudad, cuando retó a duelo al grandioso bailarín de dancing in the strett “Nany Ramírez”, fué un duelo apasionante, lleno de intriga, rencor, pasión y desenfreno. Por supuesto Nany le sacó las rechucha a Kamión, no por nada pasó su juventud en la academia de baile patricio achurra. Fué en ese mismo encuentro cuando Kamión en un ataque de angustia recordó que le faltaba el ombligo, corrió gritando hacía la palmera mas grande del lugar, entre sus palabras se podían entender frases como “soy la reina de 1810” y “mamita venga a limpiarme”, llegó a la palmera, subió a su copa cual gato se sube a su gata y pasó 72 horas cagando ahí arriba.

Así es, cagando de pura pena amigos.

No iba terminar así, pero me agarró una hambre que me esta rajando.

Conversaciones 1

esa moto le sacaba hasta 6 km x hora
marlon: este no es un buen lugar, no quiero quedarme mucho rato, hasta el perro siento que me esta ocultando algo.

el perro mira de reójo a marlon y bajo sus patitas esconde un rosario.

marta: marlon a veces no sé porqué te hago caso, pedro josé era harto mas encachado, sus papás tenían plata y era un diablo en la cama

marlon: ya salió ya, ya salió ya, eres muy malagradecida, siempre tenís que salir con eso, si no es por mi nunca hubieses tenido un hijo, nunca puta

marta: ¿otra vez resfregandome tu moco por mi cara? ¿cierto?, erís lo peor hueón, quiero irme de aquí mas que tu……. ¿sabís cuanto te odio?

marlon: me importa una huéa

marta: no te odio hueón, tu erís mi adoración, te amo de pies a cabezas, y tu te metís eso por la raja…. (llorando) mi niño, tu hijo, te necesita, y a ti todo te importa un pico

marlon: si, de negro, sidoso, con lepra y nunca circuncidado

marta: ¿porqué tienes que ser así marlon?

marlon: no sé, quizás tienes razón, y me estoy convirtiendo en lo que siempre temí,          …. en mi padre

marta: tu padre era diácono, ladrón, mentiroso y maricón. y ni siquiera lo conociste.

marlon: a veces siento tanto calor en mi pantalón

marta: marlon, si vamos a morir, quiero que me hagas el amor por última vez frente al altar, al ladito abajo donde el cura se come la hostias con manjar

marlon: ah no me huevís, toi cagao de frío po

marta: eris mas tincado que la chucha, y que hago entonces? me meto la calentura por el culo?

marlon: mi amor, perdoname, a veces se que soy brusco y tozudo, de verdad me siento tan igual a cristian campos en la madrastra.

marta: anda a mear achulluncáo hueón oh

marlon: hagamos el amor frente al niño, es lo único que te pido

marta: hagamos el amor con el niño

marlon: me lo dijo anoche una estrella, me lo sopló a la ventana mientras yo me tocaba con sentimiento de culpa

marta: el niño entiende el sentimiento de los animales

marlon: el niño es un animal, anoche lo vi comiendo caca con los caballos

marta: te amo mi vida

marlon: te amo corazón, felíz pascua de resurrección

marta: ay tontito, primero es viernes santo

marlon: ¡viva toda esta semana y viva el pico también!

marta: ¡viva!

el ¡viva! de marta se escuchó 56 kilometros a la redonda. san pedro bajo de una nube, se sentó arriba de Mimi, le susurró al oído “árre” y todos se hecharon a reir.

ah y luego comieron porotos negros. o greda. da lo mismo.

Silbando

Hoy la banda sonora de mi cabeza es alegre y pegadiza. Se escapa hacia mis labios y a mis pies, que marcan el ritmo al caminar.

Miro sólo adelante. Sonrío.

Se feliz.

INCERTIDUMBRE

Esta aparente calma es falsa, estoy seguro.

Los distintos equilibrios que conforman mi vida son todos ellos inestables, y por fuerza el castillo de naipes acabará por derrumbarse.

Pero ya os avisé hace tiempo que yo no conduzco mi cabeza…

Así que espero intrigado lo que pueda suceder.

 

P.D: Que corra, que corra el tiempo… así es mejor, otro techo, otra cama, otra vida… sí eso quiero

Encuentro

Yo soy el Dragón. El fuego arde en mi interior. Soy poderoso y sabio.

Silencio.

Yo soy la Bestia. Soy pasión salvaje. Hambre. Ansia.

Silencio.

Yo soy la Noche. Soy oscura, pero cálida. Acompaño, acaricio y libero.

Silencio.

Yo soy la Nada. Nada doy y nada ofrezco. Nada quiero y nada espero.

Y sólo ahora habló el Buscador: “Por fin te encuentro. Llevaba tanto tiempo buscándote…”

Historial

melodica

Si hiciera una lista de mis errores, de los menores hasta los peores, que expusiera todas las heridas, los fracasos, desamores y las mentiras.

Ofreceré el aróma del ambar, ofreceré el cedro y mis lágrimas, con la paciencia del mar esperaré toda una vida a que sane la confianza.

Si volviera a comenzar, no tendría tiempo de reparar. 

Si hiciera un viaje a mis adentros y sobreviviera a los lamentos, pediría fuerzas para decir cuanto lo siento, si volviera de un viaje a mis adentros.

Si volviera a comenzar, no tendría tiempo de reparar. El agua derramada está, la sed que siento no saciará.

Cuantas cosas más puedo guardar? Cuantas cosas puedo atesorar? Dulce tentación de dejarlo todo. Cuanto espacio más quiero ocupar? hasta los recuerdos ya no caven en este lugar. Cuantas cosas me puedo llevar? La ultima mudanza debe ser la mas ligera. Dulce tentación de dejarlo todo, dulce tentación, regalarlo todo.

Si volviera a comenzar, no tendría tiempo de reparar, el agua derramada está. La sed que siento me sanará, el agua derramada está, la sed que siento me sanará.

uffff, mas lejos que la mierda estás.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.